Consejos para disfrutar la primera etapa del matrimonio

Diana + Edgar

Diana + Edgar Después de varios meses de organizar la boda por fin llegó el gran día, todos tus sueños y los de tu pareja se hicieron realidad, fueron a la luna de miel que con tantas ganas esperaban y ahora están comenzando a vivir el día a día del matrimonio.

A partir de ahora hay muchas cosas nuevas en tu vida; quizás es la primera vez que tu y tu pareja viven juntos y están conociendo cosas de la otra persona que tal vez no conocían; por esta razón debes aprovechar al máximo este momento, pues ahora están comenzando a formar su hogar. Para esto no hay una regla básica ni un protocolo a seguir, así que relájense y disfruten mucho esta primera etapa del matrimonio.

Disfruta de la organización de tu nuevo hogar, decora tu casa como tu y tu pareja siempre la han imaginado. Es claro que entre los dos pueden tener gustos diferentes, pero lo más importante es llegar a un acuerdo para que su casa sea el reflejo de ustedes dos como pareja. Recuerda que ahora este es el hogar de ustedes y lo más importante es que este sea un lugar agradable y acogedor, principalmente para ustedes dos como pareja.

No olvides que cada uno viene distintas familias y seguramente tendrán algunas costumbres diferentes. Esta es una etapa de acoplamiento a la nueva vida juntos, así que hablen y díganse lo que les gusta y lo que no, pues en este momento se empiezan a formar las bases de su hogar.

No desaproveches ningún momento de estos primeros meses, dedíquense a conocerse y a pasar mucho tiempo en pareja. Por esta razón, este es el momento para que hagan planes que los fortalezcan como pareja; qué tal una ida al cine? Salir a comer? O qué tal una escapada romántica?

Recuerda que nunca debes hablar mal de tu pareja, por el contrario siempre saca lo mejor de el o de ella. En cada oportunidad que tengas aprovecha para decirle las cosas buenas que te enamoraron de esa persona. Cada mañana cuando te levantes, intenta enamorar un poco más a tu pareja, trata de cumplir sus sueños y estar a su lado en todos los momentos importantes de la vida.

Por último,  mi consejo es que construyan un hogar sano, solido y fuerte, donde reine el amor y la felicidad. No quiere decir esto, que no vayas a afrontar  momentos difíciles; lo más importante es siempre recordar por qué se escogieron el uno al otro para compartir su vida.