Tener o no tener fiesta el día de tu boda

Hoy en día hay muchas maneras de llevar a cabo un matrimonio, muchas parejas escogen hacer la ceremonia y una recepción en la horas de la noche, mientras que otras deciden hacer un almuerzo o un desayuno, todo es cuestión de gustos y cada quien decide como llevar a cabo el gran día. Dentro de esta decisión también se debe tener en cuenta, el hacer o no hacer fiesta el día de la boda, aunque muchas personas creen que es indispensable tener fiesta en su matrimonio otras parejas no ven la necesidad de tenerla. 


Si definitivamente tu y tu pareja son de los que quieren tener fiesta el día de la boda, te recomiendo que con tiempo comiences a organizar todos los detalles de ésta. Debes decidir si quieres tener Dj. u orquesta, o también si el presupuesto te alcanza puedes tener los dos e irlos intercalando en intervalos de tiempo. Te recomiendo que hagas esto con tiempo aunque no lo creas la agenda de estas personas siempre está muy ocupada, así que mejor no dejes pasar mucho tiempo. Recuerda hacer una lista de las canciones que quieres que suenen ese día, y claramente menciona las que no quieres que suenen en tu matrimonio, ten una reunión antes con la persona encargada de la música para que se conozcan y así será mas fácil coordinar y organizarlo todo.

Por otro lado, si lo tuyo no es la fiesta, no te preocupes, el no tener fiesta también es una opción muy valida. Para nadie es un secreto que el tener fiesta aumenta los gastos del gran día, así que más bien puedes hacer un gran almuerzo, qué tal tener un show o contratar algún grupo de música en vivo que los identifique a ustedes como pareja? También puedes tener una zona de juegos, donde la gente pueda pasar un rato agradable y divertido, qué tal poner un stand de fotos para que tu y tus invitados guarden los mejores momentos de aquel día? Son muchas las opciones que puedes tener en vez de hacer fiesta. De pronto tu y tu pareja deciden que después de la ceremonia de se van de una a la luna de miel y más bien aprovechan ese dinero para los gastos del viaje.

En conclusión, cualquiera de las dos opciones es muy valida, todo es cuestión de gustos y de tener claro que quieren para el día de la boda. Busca lo que más se identifique con ustedes dos y hagan lo que ustedes siempre han soñado. No hay una opción que sea mejor que otra, simplemente es saber cuál se acopla mas a ustedes, así que mira varias opciones para que puedas tener varias alternativas para el gran día. 

Powered by mementomedia