Diaz de Novia - Episodio 02

Hoy en el segundo episodio de Diaz de Novias, Hablamos con una mujer que tiene muchos años de experiencia en la realización de matrimonios, Adriana Amador desde su papel como wedding planner nos habla de que tan difícil es organizar un matrimonio y nos da unos consejos para que este día tan importante sea inolvidable.

Hoy estaremos con Adriana Amador.

¿Cuentanos un poco más de cómo empezaste a ser wedding planner?

Yo empecé hace cinco años, estudié Administración de empresa y siempre quise tener mi propia empresa, lo que siempre tuve claro fue que quería crear algo que me gustara y quisiera trabajar todo el día, que me apasionara y que me sintiera como si no estuviera trabajando, por una cosa u otra pensé que hacer eventos sería algo muy divertido, empecé contandoles a mi familia y amigos y en ese momento una amiga se iba a casar y me dijo, quiero que organices  mi matrimonio, y así empecé.

¿Cómo te sentiste en ese primer matrimonio? ¿Cómo te fue? ¿Cómo fue la experiencia?

Pues ya viendo ese matrimonio frente a los que hago hoy en día fue una experiencia super chévere porque he aprendido muchísimo, obviamente los nervios, la inexperiencia, no saber qué iba a pasar en ese momento, era una incertidumbre total de cómo se iba a llevar el evento, gracias a la confianza que ella y sus papás tuvieron en mi y el apoyo de toda la gente que me ayudó, amigos, familia, para llevar ese evento a cabo fue que lo hice y ya 5 años después aquí estamos.

Ahora te pregunto: Si yo me fuera a casar ¿Qué fuera lo primero que me aconsejarías que haga? 

Lo primero, aunque todas digan “no tengo idea, no hay” es un presupuesto. Porque muchas personas quieren organizar un evento y las novias obviamente desde chiquitas, la gran mayoría sueña con cumplir todo lo que han querido, quieren más o menos que una hada madrina tenga una varita mágica y todas sus ideas y sueños se hagan realidad entonces siempre hay que aterrizar eso, por más que sea pequeño, mediano o grande hay que tener un presupuesto. No tiene que ser un número fijo pero si hay que tener algo en la cabeza. Si yo no me quiero pasar de 50 millones de pesos, no me paso. Hay que tenerlo claro, no es que digas eso es lo que tengo y me lo voy a gastar pero uno siempre tiene un número en la cabeza, como cuando uno va a hacer una compra de  algo siempre tienes un número en mente, y pues lo primero que les aconsejo,

Una vez yo tengo mi presupuesto y he decidido tener una wedding planner, no estoy metida en el negocio, no sé absolutamente nada de cómo funciona un matrimonio. Háblame un poco realmente de ¿Cuál es la función realmente de una wedding planner? ¿Qué es lo que hace una wedding planner que puede beneficiarme a mi como novia?

Digamos que lo que una wedding planner trae a la organización de un matrimonio básicamente es eso, organizar y aterrizar todas las ideas que tiene la novia porque muchas veces si no has tenido una experiencia organizando algo así no sabes por dónde empezar y por más que tus amigas o tus familiares cercanos se hayan casado, cada novia busca algo diferente, entonces no todos los proveedores son para todas las novias entonces mi experiencia y lo que yo hago es armarle a cada novia un paquetico personalizado a cada pareja para que sea su matrimonio y sea único, trato de que ningún matrimonio sea igual a otro, ni copiar y hacer como un paquete sino que ese día sea único y que juntemos como todas las fichitas para que sea sólo para ti, eso es lo que trato de hacer como wedding planner, de eso ya lleva muchos acompañamientos y tareas que hacemos junto con las novias pero básicamente es eso, armarles el paquetico y llevar esas ideas a la realidad.

Asímismo si yo fuera la novia ¿Tú me acompañarías en todo el proceso de elegir no sólo la decoración sino de pronto hasta el sitio donde yo me vaya a casar sino también esos detalles que son más íntimos?

Eso es lo que hace una wedding planner la mejor, muy buena. Le da ese valor agregado que no es sólo como montar una mesa y poner las cosas bonitas, sino  darle traquilidad a los papás, a veces es mediar entre familias, muchas veces es asesoría en si el vestido les queda bien, la lencería, todo. El maquillaje, definir el menú, en asesorarlas un poco sobre vino, es como todos esos detalles que uno cree que puede organizar y que sabe y que con los proveedores que uno contrata lo logras, la idea es ir un poco más allá de hacer una decoración, porque para eso hay otras personas, que son los decoradores. 

Cuéntanos un poco en tu experiencia y con las novias que has tenido ¿Qué es lo más difícil para ellas a la hora de escoger? 

Bueno, hay novias que son super decididas y ya saben lo que quieren, hay muchas que ahora con todo este tema de Pinterest me vuelven locas porque llegan y hacen sus tableritos en los que ponen mil ideas y muchas veces no tiene nada que ver una cosa con la otra entonces lo que ellas quieren lo tienen en imágenes pero cuando ya se los haces en la vida real no es lo que seguramente querían o mucha veces lo que más les cuesta es ponerse de acuerdo con las mamás entonces siempre es importante tener la aprobación de tu mamá y de tu papá y llegar a ese acuerdo es lo que más les cuesta, a veces les gusta algo pero de pronto su mamá quiere eso y ella no, a veces eso es lo que más les cuesta decidir.

Y también ahí entra a jugar el papel de la weding planner, tú tienes que intermediar entre las partes y tomar la desición adecuada.

La idea es (y que no me oigan las mamás) que la novia es la que se casa y ese es su día, siempre trato de complacerla primero a ella pero muchas veces y hay que tomarlo en cuenta que es que los papás son los que están dando la fiesta entonces hay que complacerlos a ellos un poco, es mediar mucho eso, a veces hasta entra la suegra o el novio mismo tiene unas opiniones muy fuertes o la novia ya tiene todo soñado y a el no le gusta el rosado, entonces son todas esas desiciones y hay que manejarlas de la mejor forma para que la novia siempre salga feliz.

Yo quería preguntarte algo que me causa mucha curiosidad, es respecto a las tendencias, uno lee revistas de novias y ve que hay tendencias dependiendo de dónde te vayas a casar también y muchas otras personas piensan es que la tendencia es lo que le gusta a la novia ¿Qué hay de cierto en eso? ¿Realmente si hay tendencias, si hay temporadas? ¿O lo que le gusta a la novia eso es lo que se hace independiente del color que en ese momento se esté dando.

Pues digamos que como en Colombia no hay estaciones, el tema de que sea de otoño o verano no está tan marcado uno si se influencia mucho digamos que de Pinterest, digamos que la gente de otras partes del mundo que hace bodas digamos que de primavera van a haber muchos colores pasteles pero lo que yo he visto acá es que hay mas tendencias por años y lo que sacan las revistas y lo que ven que otras novias han hecho entonces muchas veces me llegan y me muestran una revista o algo que vieron, o que les gustó el matrimonio de una amiga y quieren algo así y si hay tendencias marcadas, por ejemplo en los últimos dos años toda esta tendencia vintage o un poco rústica, de los frasquitos, muy como cosas hechas en casa. Ese tipo de cosas duró un buen tiempo, ahorita ya está cambiando un poco más, ya es más otra vez como lo rococó, muebles gigantes, cosas brocadas. Sigue siendo el tema vintage pero ahora un poco más elegante, se mueve como por años, en bloques de 2 o 3 años y no por estaciones, sobre todo aquí en Colombia.

Una última pregunta ¿Por qué cargas siempre aguja e hilo? 

Siempre en todas las bodas hay un accidente de vestuario a alguien, no necesariamente a la novia, supongamos que a la novia le quedó grande el cancan, que es lo que va debajo del vestido. Una vez la mamá de una novia tenía un vestido de lentejuelas, se le fueron todas las lentejuelas y se le hizo un hueco entonces y nos tocó cosérselo, siempre pasa algo y yo siempre tengo un costurero, siempre siempre lo tengo a la mano.

Me contactan en www.dianaamador.com

Powered by mementomedia